The Art of Derek Dohren

painting, writing, photography

blog

Day 5: Tarragona to San Sebastian

Posted by Derek John Dohren on June 25, 2016 at 8:55 AM


desplazarse a español


 


I’ve become one of those annoying people on trains. No, not the type who yells into his mobile phone for 45 minutes, but the more passive aggressive irritant – the one who gets his laptop out and starts ‘working’. I’m typing this as I sit in coach number 4, seat 4a, on my way by rail from Tarragona to San Sebastian. I’m hoping the people around me think I’m doing important stuff so I’m taking great care every now and then to pause and glance thoughtfully out of the window. It adds to the persona.


And as I peer through that grimy window I’ve noticed a sea-change in the landscape. It’s slowly greening up as I get further north. There were even a few spots of rain last night in Tarragona and according to this morning’s weather forecast it’ll be raining properly by the time I arrive in Pais Vasco (the Basque Country) around lunchtime. San Sebastian is one of the more eagerly anticipated stops on this tour. I’ve seen and heard a lot about how wonderful it is. Even the promise of rain sounds enticing. Already, after barely a few weeks of Andalusian summer, the thought of walking in cooling rain feels almost exotic to me.


Final thoughts on Tarragona then. As with Cartagena, I think it took me a while to get the true vibe of the place. During late afternoon I had been feeling exhausted but a couple of hours on the beach fixed me right up. Then, late last night as I wandered around the old quarter, I think I really tuned into the place. It seemed at least half the town’s population had gathered in the myriad bars, cafes and restaurants. Many of them (of all ages), were dressed in sweat soaked ‘castelleros’ costumes looking as if they had been through some punishing training work and were now enjoying their well-earned refreshment. A lovely carefree atmosphere suffused the whole place and it left me feeling very warm towards Tarragona.


I’m beginning to see that all I can do on this trip is dip my toes into the cultural waters of each region. A day or two can only give a taste of what really lies beneath. That’s fascinating enough in its own way and I’m content to walk around and take my photographs for now. I imagine that after I return home the passage of time will draw me back to one or two of these places for further adventures. We’ll see.


I see most of the people around me are now asleep so I think it’s time to close the laptop down. I’ll just look out of the window for a bit. No sign of any rain just yet.


 

Me he convertido en una de esas personas molestas en los trenes. No, no es el tipo que grita en su teléfono móvil durante 45 minutos, pero el irritante más agresiva pasiva - el que se lleva a cabo su ordenador portátil y se inicia 'trabajar'. Estoy escribiendo esto mientras estoy sentado en el entrenador número 4, el asiento 4a, en mi camino por el carril de Tarragona a San Sebastián. Estoy esperando que las personas que me rodean piensan que estoy haciendo cosas importantes, así que estoy teniendo mucho cuidado de vez en cuando para hacer una pausa y mirar cuidadosamente por la ventana. Se suma a la personalidad.


 

Y como me asomo por la ventana sucia que he notado un cambio radical en el paisaje. Es más ecológica poco a poco mientras que llegue más al norte. Hubo incluso un par de gotas de lluvia de anoche en Tarragona y de acuerdo con el pronóstico del tiempo de esta mañana que va a estar lloviendo adecuadamente en el momento que llego a País Vasco (Euskadi) en torno a la hora del almuerzo. San Sebastián es una de las paradas más esperados en esta gira. Yo he visto y oído mucho acerca de lo maravilloso que es. Incluso la promesa de lluvia suena tentador. Ya, después de apenas unas pocas semanas del verano andaluz, la idea de caminar en la lluvia de enfriamiento se siente casi exótico para mí.


 

Consideraciones finales sobre Tarragona entonces. Al igual que con Cartagena, creo que me tomó un tiempo para conseguir el verdadero ambiente del lugar. Durante la tarde me había estado sintiendo agotado pero un par de horas en la playa me fijo derecho hacia arriba. Entonces, ayer por la noche cuando yo caminaba por el casco antiguo, creo que realmente sintonicé con el lugar. Parecía al menos la mitad de la población del pueblo se había reunido en los bares, cafeterías y multitud de restaurantes. Muchos de ellos (de todas las edades), estaban vestidos empapados en sudor trajes de los 'castelleros', pareciendo como si hubieran sido a través de algún trabajo de formación castigar y ahora estaban disfrutando de su refresco bien ganado. Un ambiente despreocupado precioso impregnado todo el lugar y que me dejó sentirse bien en dirección a Tarragona.


 

Estoy empezando a ver que todo lo que puedo hacer en este viaje es sumergir mis dedos de los pies de las aguas culturales de cada región. Uno o dos días sólo puede dar una idea de lo que realmente hay debajo. Eso es lo suficientemente fascinante en su propio camino y estoy contenta con pasear y tomar mis fotografías por ahora. Me imagino que después de regresar a casa el paso del tiempo me va a sacar de nuevo a uno o dos de estos lugares para nuevas aventuras. Ya veremos.


 

Veo la mayoría de las personas que me rodean están ahora dormidos, así que creo que es hora de cerrar el ordenador portátil abajo. Voy a mirar por la ventana para un poco. No hay señales de ninguna lluvia por el momento.


"Let's be optimistic, let's say we won't toil in vain

If we pull together, we'll never fall apart again"

http://www.youtube.com/watch?v=o2n-blwYJ4s


Categories: Summer 2016